Solo Dios es Omnipotencia

Solo Dios es Omnipotencia

8 de junio de 2022 0 Por admin

Comentario Padre Livio al Mensaje del 25 de Mayo del 2022

«¡Queridos hijos! Os miro y doy gracias a Dios por cada uno, porque Él me ha permitido estar todavía con vosotros, para animaros a la santidad. Hijos míos, la paz está deteriorada y Satanás quiere la tribulación. Por lo tanto, que vuestra oración sea aún más fuerte con el fin de que todo espíritu impuro de división y de guerra sea silenciado. Sed constructores de paz y portadores de la alegría del Resucitado en vosotros y a vuestro alrededor, para que el bien triunfe en cada hombre. ¡Gracias por haber respondido mi llamada!»

(Mensaje del 25 de mayo de 2022)


Queridos amigos, quisiera centrarme en las últimas palabras de este hermoso mensaje de la Reina de la Paz. Nuestra Señora nos exhortó a ser constructores de paz y portadores de la alegría de Cristo Resucitado para que el bien triunfe en cada hombre. Es muy ameno este pasaje que nos indica también cómo Dios lleva a cabo sus batallas de amor, las que conciernen al corazón del hombre. Sí, el corazón del hombre no cambia, el mundo no cambia.

Desde el comienzo de las apariciones, Nuestra Señora nos enseñó que la paz comienza en el corazón de las personas, extendiéndose así en las familias, en las relaciones humanas y como un río que corre por el mundo, haciendo florecer la primavera. Cuando llegue el tiempo que Dios ha fijado, veremos florecer esta primavera de paz en todo el mundo.

Debemos tener fe en una Verdad que Jesús nos ha asegurado con su vida y con lo que ha seguido en el curso del cristianismo, es decir, que ha vencido el poder del mal. Por lo tanto, debemos mantener esta certeza interna de que el mal es un poder pero Dios es una omnipotencia. El odio, la opresión y la mentira provienen del mal y son expresiones antitéticas de Dios que es Amor, Libertad, Verdad.

El odio, la opresión y la mentira son poder pero no son omnipotencia. Solo Dios es Omnipotencia. No debemos dejarnos intimidar por el mal.

El mundo tendrá un tiempo de paz y prosperidad. Esto es una certeza y al mismo tiempo un misterio. El pasaje de los diez Secretos es tan traumático que las escamas que nos impiden ver caerán de los ojos de los hombres y se romperán corazones de piedra. Abrirán los ojos a Dios, a su verdad, a su presencia, a su amor. Una inmensa multitud de corazones cambiará, si abre a la acción del Espíritu Santo. Por eso tendremos un tiempo de prosperidad y paz.

¡Este momento si te acerca! ¡El bien, el amor, la verdad, la libertad vencerán! No debemos rendirnos al mal. Debemos luchar contra el mal, aunque a veces parezca invencible.

Abramos nuestro corazón a la gracia, al arrepentimiento, al perdón de los pecados, a las lágrimas de dolor y así -al final del camino de conversión- tendremos también lágrimas de alegría. No nos rindamos al mal. Sería un error muy grave ceder ante Satanás, que nos sugestiona que nunca saldremos del atolladero espiritual en el que hemos caído.

El poder del Espíritu Santo obra en los corazones, las conversiones son innumerables, aunque no las veamos.

Como nos exhortó a Nuestra Señora, apliquémonos para que en el corazón de cada uno triunfe el bien. Nunca te rindas al mal, a la mentira, al odio, a la maldad.

Comprometámonos cada día, llevemos la paz y la alegría de Cristo Resucitado para que el bien triunfe en cada hombre.

De: «La lectura cristiana de la crónica y la historia»


Padre Livio