Solemne celebración de los 40 años de Medjugorje

Solemne celebración de los 40 años de Medjugorje

26 de junio de 2021 0 Por admin

Este es el milagro de Medjugorje. Alguien todavía está buscando algo sobrenatural, pero este milagro es grandioso

Fuente: Medjugorje.hr      


El 25 de junio de 2021, se celebró solemnemente en Medjugorje el 40 aniversario de las apariciones de la Virgen. La Santa Misa, con un gran número de creyentes y la concelebración de 358 sacerdotes, un número récord de sacerdotes en la Santa Misa por el aniversario de la aparición, fue celebrada por el P. MiljenkoŠteko, Provincial de la Provincia Franciscana de Herzegovina.

“¡Queridos hermanos y hermanas, queridos hijos de la Virgen, feliz 40 aniversario de la misericordia a todos nosotros! Les transmito las felicitaciones por este aniversario de su Excelencia Henryk Hoser, Visitador Apostólico de la Parroquia de Medjugorje. Después de una hospitalización por coronavirus, salió, su salud se está recuperando bien y dice que ofreció todo su dolor al Señor por Medjugorje. Los grandes aniversarios, cumpleaños, se marcan regularmente con un regalo, lo que ha madurado en nosotros en estos 40 años y lo que hemos aportado para dar a la Virgen. Caminando frente a la imagen de Nuestra Señora en procesión, vi tantas lágrimas en vuestros ojos… pues, eso… Todo lo que habéis traido, todas las heridas, dolores… entreguémosle a la Virgen nuestras debilidades y pecados. Dejemos que Ella interceda por nosotros. Ofrezcámosle a todos los enfermos que se han encomendado en nuestras oraciones y a todos aquellos que por esta pandemia no pudieron estar físicamente con nosotros y ahora están en espíritu con nosotros. Los encomendemos a todos”, dijo el P. Miljenko Šteko al comienzo de esta Misa, que fue precedida por una procesión con la imagen de la Virgen.

En su homilía, después de referirse a los hechos de hace cuatro décadas, el P. Miljenko Šteko dijo que:»con el mayor cuidado, recogiendo los frutos de todas las gracias que el Dios bueno y misericordioso ha derramado sobre nosotros aquí, clamamos en humildad y sencillez de corazón esta noche con el salmista: Cuán preciosa, oh Dios, es tu bondad sobre nosotros; en Ti está nuestra fuente de vida; con tu luz vemos la luz. Y cubre de bondad a todos los que aquí te adoran (Sal 35). ¡Esta noche en Medjugorje, llenos de gratitud, bendigamos al Padre y al Hijo, con el Espíritu Santo!”. Y a la Virgen, la Santísima Virgen María, a nuestra Madre, dio las gracias por este historia llena de gracia.

“¡Gracias, Reina de la Paz, porque sobre la espina de esta piedra has grabado un beso de tu amor en nuestras vidas, nos has abrazado con tu abrazo celestial y nos has dado el calor de tu corazón maternal! Gracias por cada sentimiento de paz cuando venimos de la ajetreada vida cotidiana frente a tu imagen y simplemente nos detenemos. Nos detenemos y juntamos nuestras manos, agradecidos de que hayas puesto tu mano justamente sobre este afligido pueblo nuestro y lo hayas abrazado con tu bondad y misericordia. El pueblo que durante siglos hizo sonartus saludos angelicales y te saludó al amanecer, al mediodía y al atardecer, experimentándote, su Madre, como escribe el intérprete lírico de los textos bíblicos: como una criatura en su primera parte y en su florecimiento final, como salió de Dios en los albores de su esplendor original”, dijo el P. Miljenko Šteko, explicando que»desde hace cuatro décadas, desde este lugar nacen llamadas a la oración, la vida sacramental, la penitencia y la conversión para la humanidad que vive en un estado difícil y extremadamente peligroso causado por los pecados humanos”.

A una humanidad que ha trascendido toda medida al insultar a Dios ya los santos, y llevar almas humanas a Satanás. Esta voz profética de Medjugorje llama incansablemente a la conversión, uniéndose en ese antiguo grito de Isaías: “¡Dejad de hacer el mal! Aprende con las buenas obras, lucha por la justicia” (1:16). “Es una llamada a un mundo que está enredado en su horizontal y ha perdido su dimensión vertical, su enfoque en Dios. Una llamada a un mundo que vive prácticamente como si no hubiera Dios. A un mundo que se encamina hacia el borde del abismo de su incredulidad”, dijo el P. Miljenko en su sermón, y agregó que hay una razón especial por la que Dios nos envía a la Santísima Virgen María en este viaje histórico por la Tierra.

“Las intercesiones de María en la historia siempre están ligadas a sus roles maternos. Sabemos que es deber de todos los padres, porque han dado a luz a su hijo por el poder y la gracia de Dios para este mundo, hacer todo lo que esté a su alcance para darle a luz también para el cielo. Solo esta es la verdadera culminación del nacimiento de los niños. Los padres que no hacen esto no han hecho mucho por su hijo, aunque le hayan dado todo lo demás”, predica el P. Miljenko y enfatiza que “hoy se cumplen 40 años del cuidado persistente de Nuestra Señora por este lugar y sus mensajes desde este lugar para todo el mundo”.

“No debe olvidarse que, como un recordatorio duradero del Antiguo Testamento, se afirma que los individuos del pueblo elegido, allí en una caminata de cuarenta años por el desierto, volvieron sus corazones y rostros hacia Egipto, murmurando y deseando después de todo, y a pesar de todo, tener su becerro de oro”. Miljenko Šteko habló sobre el simbolismo bíblico del número 40, y dijo que “sin duda, algunas personas siempre están inclinadas a dejar el camino de la santidad y volverse hacia el becerro”, y que este mundo de hoy ofrece una gran cantidad de becerros para el culto.

Y la Virgen todavía está allí cuidando a sus hijos. Y esperando. En su blancura y sencillez espera y reza por sus hijos. Espera que vean a través del corazón y lo llenen con la bondad y la gracia originales de Dios. Nuestra Señora es “junto con su Hijo el icono más perfecto de libertad y liberación de la humanidad y del universo. La Iglesia debe mirarla para comprender plenamente el sentido de su misión”(CDF, Libertatis conscientia, 22 de marzo de 1986, n. 97) “Madre y Reina de la Paz, en la palma de nuestra fidelidad e infidelidad te damos nuestros corazones esta noche. Y te pedimos: ¡Haz nuestro corazón según tu corazón y el de tu Hijo! Amén”, concluyó el P. Miljenko Šteko.

Antes de la Misa, por primera vez este año, se llevó a cabo una procesión desde el Monte de las Apariciones hasta la Iglesia de Santiago Apóstol en el que participaron muchos peregrinos de todo el mundo, feligreses de Medjugorje y lugares cercanos.

El párroco de Medjugorje, P. Marinko Šakota, dijo que esta procesión desde la estatua de la Virgen hasta la iglesia es simbólica, en donde «la Virgen nos lleva a Jesús».

“La Virgen en todo lo que hace aquí, nos lleva a Jesús, nos lleva a la Eucaristía», explicó el P. Marinko Šakota, quien encabezó esta procesión.

“Este es el milagro de Medjugorje. Alguien todavía está buscando algo sobrenatural, pero este milagro es grandioso. El mundo entero está en pánico y miedo por esta pandemia, pero esto es algo magnífico aquí”, la hermana Marina Ivanković, nacida en la parroquia de Medjugorje y que participó en la procesión, se mostró encantada con el número de peregrinos en la procesión de hoy.