Oración contra toda acción maligna

Oración contra toda acción maligna

25 de abril de 2022 0 Por admin

AYÚDENOS REZANDO CON NOSOTROS ESTA ORACIÓN, PARA DEBILITAR Y DESTRUIR TODO MALEFICIO Y FUERZA DIABÓLICA


(Rogamos rezar esta oración por la Iglesia, el clero, la propia familia, las parroquias, grupos de oración, comunidades, países, ciudades y por cada uno, durante los meses de Abril, Mayo y Junio)


OH, Padre Celeste, te amo, te alabo y te adoro. Te agradezco por haberme enviado a Tu Hijo Jesús, que venció el pecado y la muerte para mi salvación. Te agradezco, por haberme dado al Espíritu Santo, que me da fuerzas, que me guía y me conduce a la plenitud de la vida. Te agradezco por la Virgen María, mi Madre Celeste, que intercede con los Ángeles y los Santos, por mí.

OH, Señor Jesucristo, yo me postro a los pies de Tu Cruz y te pido que me cubras con tu Preciosísima Sangre que brotó de Tu Sacratísimo Corazón y Tus Santísimas Llagas. Lávame, OH, mi Jesús en el agua viva que brota de Tu Corazón. Señor Jesús, te pido que me rodees con Tu Santa Luz.

Padre Celeste, haz que con el agua santa de mi bautismo, refluya atrás en el tiempo, a través de las generaciones maternas y paternas, a fin de que toda mi familia sea purificada y liberada de satanás y del pecado. Postrado delante de ti, OH, Padre, te pido perdón por mis pecados y por los de mis parientes y antepasados, por causa de cada invocación de poder, que los colocaron contra Ti o porque no hayan dado un verdadero honor al Santo Nombre de Jesucristo.

En el Santo Nombre de Jesús, yo suplico ahora que, cualquiera sea mi propiedad física o espiritual que haya sido colocada bajo la jurisdicción de satanás, me sea devuelta, para colocarla bajo el Señorío de Nuestro Señor Jesucristo. Por el poder del Espíritu Santo, revélame, Padre, cada persona que yo tenga necesidad de perdonar y cada área de pecado no confesado. Revélame, Padre, aquellas partes de mis acciones que dieron a satanás, la posibilidad de introducirse en mi vida.

OH, Padre, yo te entrego toda falta de perdón. Yo te entrego todos mis pecados. Te entrego todos aquellos caminos por los cuales satanás se posesionó de mi vida. Gracias por tu perdón y por tu amor. Señor Jesús, en Tu Santo Nombre, ruego que San Miguel Arcángel aprisione todos los espíritus del aire, del agua, de la tierra, los que están debajo de la tierra y los del mundo infernal.

Ruego que San Miguel Arcángel aprisione también, en el Nombre de Jesucristo, a todos los emisarios y comando general satánico y clamo la Preciosísima Sangre de Jesús sobre el aire, sobre la atmósfera, sobre el agua, sobre la tierra y sobre sus frutos. Suplico que San Miguel Arcángel los lleve directamente a los pies de la Cruz de Cristo, sin posibilidad de realizar ningún tipo de manifestación y sin causar daños, a ninguna persona ni a mí, de manera que Jesús pueda disponer de mí, según su santa Voluntad.

En el nombre Santo de Jesús, ruego que San Miguel Arcángel rompa y deshaga toda maldición, mal de ojo, hechicerías, encantamientos, trampas, mentiras, obstáculos, traiciones, desviaciones, influencias espirituales, malos presagios y deseos diabólicos, secretos hereditarios conocidos y desconocidos, cualquiera sea la disfunción o enfermedad derivadas de cualquier origen, incluyendo mis culpas y mis pecados.

En el Nombre de Jesús, ruego que San Miguel Arcángel, deshaga, corte las transmisiones de todo voto satánico, vínculo, ligación espiritual y trabajo espiritual. En el Nombre de Jesús, suplico que San Miguel Arcángel deshaga, corte todas las ligaciones, uniones y sus efectos con astrólogos, adivinos, clarividentes, médiums, curanderos que operan con bolas de cristal, lectura de las manos, pranoterapeutas, movimientos de Nueva Era, prácticas de reiki, yoga, operadores del culto de las hojas de té, cartas y tarot, operadores psíquicos, ouija, Charlie Charlie, cultos satánicos y espíritus guías, magos, brujas y operadores vudú, entre otros.

En el Nombre de Jesús, ruego que San Miguel Arcángel deshaga los efectos de la participación en encuentros mediúmnicos y espiritistas, horóscopos, escritura automática, culto a la santa muerte, preparaciones ocultas de cualquier especie o de cualquier forma de veneración que no ofrece una verdadera honra y adoración a Nuestro Señor Jesucristo. ―He aquí que Dios es el Salvador mío: viviré lleno de confianza, y no temeré; porque mi fortaleza y mi gloria es el Señor, y él ha tomado por su cuenta mi salvación.‖ (Isaías 12,2). Amén, Aleluia, Amén!