Oh, Madre indulgente

Oh, Madre indulgente

4 de noviembre de 2021 0 Por admin

Oración de San Carlos Borromeo

CATEDRAL DE MILÁN, 15 DE ENERO DE 1584


Oh, Madre indulgente,

desde el cielo, dirige tu mirada hacia nosotros

y contempla nuestra pobreza y miseria.

Nos falta el vino de la caridad y del fervor,

el vino que alegra a Dios y los hombres;

¡falta la piedad, falta la religión!

Dirígete, te suplico, al Hijo, diciéndole:

oh Hijo, ya no tienen vino,

aquellos que tú has querido que sean tus hermanos,

por quienes naciste y moriste,

que has deseado saciar con tu valiosísima

sangre […]

¡Pero he aquí que ahora todo se ha transformado

en el vino del amor y la suavidad!

Ahora están frías a veces incluso las almas,

pero, cuando Cristo se acerca,

se colman de caridad y fervor.

¡Oh, que cambio admirable

el de esta agua en vino! […]

María, Madre de la misericordia,

abogada del género humano,

implora por nosotros esta transformación

del agua en vino, del llanto en gozo:

pero contribuyamos también nosotros a sus plegarias,

ejecutemos con prontitud

las órdenes de Cristo,

a fin de experimentar en nuestro interior la fuerza de Dios.