MONSEÑOR CAVALLI: GRACIAS AL SEÑOR Y A LA VIRGEN MARÍA POR ENVIARME AQUÍ A TRAVÉS DEL SANTO PADRE

MONSEÑOR CAVALLI: GRACIAS AL SEÑOR Y A LA VIRGEN MARÍA POR ENVIARME AQUÍ A TRAVÉS DEL SANTO PADRE

14 de febrero de 2022 0 Por admin

CUANDO VI AL SANTO PADRE ME DIJO: ‘USTED VA A MEDJUGORJE, ESTÉ ALLÍ Y ¡YA ESTÁ!’

ESTOY SEGURO QUE EL SEÑOR JESÚS ME ACOMPAÑARÁ EN ESTOS ÚLTIMOS AÑOS MÍOS, COMO LO HA HECHO TODA MI VIDA.


Fuente: radio- medjugorje.com

“Es una gran alegría saludarlo, Reverendísimo Padre Arzobispo Aldo, como nuevo Visitador Apostólico de la Parroquia de Medjugorje. ¡Bienvenidos! Os recibimos de todo corazón en la parroquia, donde se siente la especial cercanía de la Virgen. Esperamos con interés trabajar con usted. Gracias por aceptar la invitación del Papa Francisco para ser el Visitador Apostólico de la Parroquia de Medjugorje después del servicio del Nuncio en los Países Bajos. Gracias”, agradeció el párroco de Medjugorje, P. Marinko Šakota, al inicio de la Santa Misa, en palabras de bienvenida al nuevo visitador apostólico con un papel especial para la parroquia de Medjugorje, Monseñor Aldi Cavalli.

Solemne celebración eucarística hoy (13 de febrero de 2022) en la Iglesia de St. Jakov fue presidido por el Arzobispo Cavalli con la concelebración del P. Marinko Šakota, Provincial de la Provincia Franciscana de Herzegovina P. Miljenko Šteka y muchos otros sacerdotes.

Al comienzo de su sermón en su primera misa con feligreses y peregrinos en Medjugorje, el arzobispo Cavalli también expresó su gratitud.

«Gracias a todos. Gracias por venir. Gracias al coro por preparar esta celebración. Gracias, Padre Provincial, Padre Pastor… a todos los que prepararon esto, muchas gracias, pero sobre todo gracias al Señor ya la Virgen María que quisieron enviarme aquí por medio del Santo Padre. Cuando vi al Santo Padre hace unas semanas, me dijo: ‘Usted va a Medjugorje, esté allí y ¡ya está!’ Estoy seguro de que el Señor Jesús me seguirá en estos últimos años míos, como lo ha hecho toda mi vida”, dijo Mons. Cavalli, quien luego se refirió a las lecturas de la Misa, la palabra de Dios.

SI QUEREMOS SER PROFETAS DEBEMOS AMAR Y SERVIR A DIOS Y AMAR AL PUEBLO Y SERVIRLO.

“En la primera lectura vemos a un profeta hablando. Los profetas siempre han sido, pero siempre, personas como nosotros. Compraron, vendieron, se casaron, tuvieron hijos, pero siempre fueron pueblo de Dios. Tenían dos puntos fundamentales en sus vidas. ¡Amaban a Dios y le servían! ¡Amaban a la gente y les servían! Esas dos cosas. Los profetas hablaron con Dios y Dios les habló. Él les habló, no como yo hablo, pero los inspiró desde adentro.

Vivieron con su gente en su tiempo. Los profetas vivieron en su pueblo dentro de su forma de vida, cultura y tiempo, todo cambió, pero vivieron dentro de su pueblo. Eran profetas porque le hablaban al pueblo de su Dios y Dios de su pueblo”, dijo monseñor Cavalli, explicando que si queremos ser como profetas, debemos vivir como profetas “debemos tener la misma forma de vida, pueblo” .

LA GRAN SEGURIDAD QUE TENEMOS ES QUE RESUCITAREMOS Y VIVIREMOS DESPUÉS DE LA MUERTE ANTE DIOS QUE ES AMOR, Y AL FINAL DE LOS TIEMPOS NUESTRO CUERPO TAMBIÉN RESUCITARÁ EN UN CUERPO ESPIRITUAL.

Refiriéndose a la segunda lectura en la que San Pablo nos habla de la vida eterna, el arzobispo Cavalli también se refirió a su predecesor al servicio del Visitador Apostólico con un papel especial para la parroquia de Medjugorje.

”Por ejemplo, ¿dónde está mi antecesor Mons. Hoser? Decimos que vive, pero ¿cómo vive? ¿Donde vive el? Su cuerpo está en la tumba y desapareciendo. En dos o tres generaciones lo olvidaremos, como todos los muertos, pero sobre él y sobre nosotros tenemos dos respuestas que nos ha dado el Señor Jesús.

Lo primero que cuando alguien muere, y Mons. Hoser murió, Jesús dice que ante Dios se vuelve como los ángeles del cielo, y sabemos poco acerca de los ángeles, pero sabemos una cosa. Están constantemente ante Dios que es Amor y viven constantemente el amor. Mi predecesor que murió vive en Dios que es Amor, pero la segunda lectura también nos habla del cuerpo.

Jesús tiene una respuesta clara: Como yo resucité, así resucitaréis vosotros. Los corintios pidieron a S. Pablo: ¿Cómo resucitaremos? San Pablo, que tenía en mente cómo resucitó Jesús con su cuerpo, responde: El cuerpo material va a la tumba y resucita el cuerpo espiritual. Por eso mi predecesor vive en Dios como los ángeles y su cuerpo resucitará en el último día. María ya ha ascendido al Cielo en cuerpo y alma, junto con Jesús. Ella fue la primera en lograr eso, y eso lo lograremos después”, explicó Mons. Cavalli, quien en su sermón también habló de las bienaventuranzas de las que habla el Evangelio de hoy.

SI QUIERO VIVIR COMO JESÚS Y MARÍA, NECESITO CUMPLIR PLENAMENTE MI MISIÓN.

“En el evangelio escuchamos acerca de las bienaventuranzas. ¿Quién es esta persona humana que cumple todo lo que el Señor nos ha dicho en el Evangelio? ¡La persona humana que logra todo esto es el Señor Jesús! ¿Sabes por qué? Porque en todo cumplió la misión que tenía. María hizo lo mismo. Cumplió a cabalidad la misión que se le encomendó. Permaneció en la casa sirviendo a Jesús ya San José, durante toda su vida. Y eso es todo. Fiel a la misión que tenía. Cien por ciento fiel. Así también nosotros, si queremos alcanzar la bienaventuranza en nuestras vidas, necesitamos cumplir nuestra misión al cien por cien”, dijo el Arzobispo Aldo Cavalli, Visitador Apostólico con un papel especial para la parroquia de Medjugorje, y luego repitió al final de su homilía. : amar a Dios y servirle y amar al pueblo y servirle. La gran seguridad que tenemos es que resucitaremos y viviremos después de la muerte ante Dios que es amor, y al final de los tiempos nuestro cuerpo también resucitará en un cuerpo espiritual. Si quiero vivir como Jesús y María, tengo que cumplir mi misión a cabalidad”.


Ver en Canal MIR MEDJUGORJE