Gospa Chile en Maratón de oración con el Santo Padre

Gospa Chile en Maratón de oración con el Santo Padre

1 de mayo de 2021 0 Por admin

Maratón de oración por el fin de la pandemia…Únete!!!

Treinta santuarios y lugares de oración de todo el mundo, incluido Medjugorje, rezarán un rosario todos los días de mayo por el fin de la pandemia, como parte de un maratón de oración cuyo tema es: ‘La Iglesia ha rezado fervientemente a Dios’. (Hechos 12: 5). La iniciativa, organizada a petición del Papa Francisco por el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, involucrará de manera especial a santuarios de todo el mundo, para ser promotores del rezo del rosario entre creyentes, familias y comunidades.

El primer día, 1 de mayo, comenzará la maratón de oración con el Papa Francisco, que finalizará el 31 de mayo. El rezo del rosario se retransmitirá en directo en los canales oficiales de la Santa Sede todos los días a las 18:00 horas y el rosario se rezará en Medjugorje el sábado 15 de mayo.

Te invitamos a unirte al Santo Padre en el día de San José Obrero y Primer Sábado del Mes, día de Reparación al Inmaculado Corazón de María, al mediodía (12 hrs. Chile) y a nuestra oración del Rospa Gospa Chile, el Sábado en la noche a las 21 hrs. por nuestras redes.

Grupo Whatsap

Facebook Page

Dice Vatican News:

Sub tuum praesidium, «Bajo tu protección buscamos refugio, Santa Madre de Dios…» es una invocación que la Iglesia recita desde hace al menos 1.800 años y la historia cristiana es también la historia de esta ilimitada y convencida devoción a María. Es la historia de innumerables gracias de «curación» epocal y de quién sabe cuántos milagros privados. Y es esta devoción la que ha encontrado en el Rosario un ritmo universal, el espacio de la esperanza de una o varias almas juntas, el tiempo de un consuelo quizá desgranado en soledad bajo un casco de oxígeno, con la energía de un penúltimo aliento.

Esta historia llega hasta nuestros días a través de los gestos y las palabras de los santos ya sea de nombre o de obra, cuando el nombre es desconocido. De Papas «marianos» que no han dudado en confiar a la Madre de Dios la humanidad al borde o en el abismo de las guerras y las catástrofes. Viene con las palabras de Francisco, el párroco del mundo cuando el mundo estaba sin parroquias, con sus intenciones diarias desde Santa Marta. Y antes de eso viene de sus gestos y de la oración solitaria de aquel 27 de marzo, el Papa, punto simbólico de luz en la oscuridad, que de pie ante una antigua imagen implora «la salus» no sólo para el pueblo romano sino para el mundo entero.

Es una historia totalmente de fe. Que ahora se enriquece con el coro de santuarios marianos, imaginados como las cuentas de un Rosario recitado en cadena. Recitado como aquellos ancianos que recordó el Papa en la audiencia general del pasado miércoles, que rezan con el anhelo constante   de un hijo que sabe que es más probable que obtenga de su padre aquello que espera, si es su madre quien se lo pide.