EL FUROR DE SATANÁS CONTRA MARIUPOL «LA CIUDAD DE MARÍA»

EL FUROR DE SATANÁS CONTRA MARIUPOL «LA CIUDAD DE MARÍA»

15 de marzo de 2022 1 Por admin

El odio a María es la marca satánica

Por Padre Livio


Queridos amigos:

Fue la Reina de la Paz quien nos mostró al verdadero director de esta guerra, tan pronto como los tanques comenzaron a invadir el territorio ucraniano.

El mundo dio sus interpretaciones y sus justificaciones, presentó sus predicciones y sus valoraciones, pero no pudo ver más allá, porque estaba cegado por su negación de lo sobrenatural.

Nuestra Señora, en cambio, nos mostró inmediatamente quién actuaba detrás de los hombres que daban las órdenes, desde sus edificios inalcanzables o quizás desde sus búnkeres bien protegidos.

Hombres que se creen dioses, hombres sin corazón, sin lágrimas, sin remordimientos y sin piedad. Hombres crueles y despiadados que miran a los pobres, mujeres, ancianos y niños, desde lo alto de su omnipotencia.

Hombres henchidos de odio y soberbia, que amenazan cada vez que hablan, que mienten cada vez que mueven la lengua, hombres a los que Satanás utiliza a su antojo.

Estos son los hombres que ocupan los primeros lugares en el escenario mundial, que son alabados y seguidos por sus semejantes, que aman ser reverenciados y temidos, que creen escribir páginas inmortales con sus iniquidades.

¿Qué papel están jugando estos hombres en el escenario del mundo, sobre el cual «Reina Satanás»? ¿Están haciendo algo inusual, algo que hayan hecho alguna vez?

No, están haciendo lo que siempre han hecho, al servicio de su amo: preparar guerras, matar, destruir, sofocar, pisotear.

Estos son los hombres a los que el mismo Satanás crió, a los que enseñó, a los que imbuyó de sí mismo, hasta convertirlos en sus hijos predilectos. Estos son los hombres con los que Satanás planea destruir nuestras vidas y el planeta en el que vivimos.

Mirando las imágenes de esta guerra, ¿quién no se horrorizaría, quién no se conmovería, quién no derramaría lágrimas, quién no tendería la mano?

En cambio son hombres superiores, no se conmueven, calculan con frialdad, descuartizan con precisión. A los que piden agua, pan y cuidados les dan bocanadas de muerte.

Satanás puede estar muy orgulloso de ellos. Parece que los alumnos superan al maestro en malicia, en crueldad, en engaño.

Vemos esto en Mariupol, la ciudad ucraniana dedicada a María. El solo nombre de la Madre de Dios hace que el maligno eche espuma de ira.

Contra él envió sus tropas especiales con órdenes de destruir, aniquilar y hacer morir a todos de sed y de hambre, para que sea un ejemplo para todos los que se oponen a su poder.

El odio a María es la marca satánica de quienes querían esta guerra. Oración y ayuno es lo que nos pide la Madre para dar la victoria a sus hijos.


Tu padre Livio

Fuente: Blog Padre Livio Radio María