CÓMO FORMAR GRUPOS DE ORACIÓN

CÓMO FORMAR GRUPOS DE ORACIÓN

12 de julio de 2021 0 Por admin

“Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18, 20).

Fuente: Centro Medjugorje


«Hoy hay en el mundo una gran cantidad de personas que oran en lo personal; numerosas familias han respondido igualmente a la invitación a orar de María. Han surgido también incontables grupos de oración que siguen las enseñanzas y los mensajes de la Virgen María.

Leyendo los mensajes, entendemos que nuestra Madre ha invitado, sobre todo, a la oración, aún más que a la paz. Y esto lo comprenderemos mejor si aceptamos que la oración es un medio para alcanzar un objetivo y ese objetivo es la paz.

La gracia más grande que se recibe en Medjugorje no es a nivel cognoscitivo, es más bien la certeza de que es indispensable orar, tener la voluntad concreta de orar y el deseo de responder a la invitación de la Virgen. Y esa es la fortaleza, el poder fundamental de Medjugorje. Justamente a través de la oración, si respondemos a la invitación, podrá realizarse el fin último de la Virgen: la paz entre Dios y los hombres y en medio de los hombres.

Sea como fuere, el hecho más importante es que, gracias a los acontecimientos de Medjugorje, muchas personas han respondido libremente a la invitación a orar, convirtiéndose en fieles y auténticos aliados de la oración y desean orar. Esa es la gracia más grande de Medjugorje. Los mensajes y las invitaciones no contienen en sí nada nuevo, la novedad y la fuerza residen más bien en la motivación y en la experiencia de la oración.

Esta es justamente la fuerza de los eventos de Medjugorje. Si nadie hubiese respondido a la llamada a la oración, todos los mensajes y todos los acontecimientos habrían perdido su significado, precisamente porque en los mensajes no hay nada nuevo, todo es ya bien conocido.”

Libro: «Oren con un corazón gozoso»

Padre Slavko Barbaric, OFM


INVITACIÓN DE LA VIRGEN A FORMAR GRUPOS DE ORACIÓN

La Virgen en Medjugorje ha pedido que se establezcan grupos de oración. Según el Padre Slavko Barbaric, director espiritual de los niños al inicio de las apariciones, la finalidad de los grupos de oración es que sean como una cadena de eslabones en todo el mundo para que los planes de Dios puedan verse cumplidos. También es deseo de la Virgen que entremos en una vida de oración compartida, en comunión, que nos ayude a crecer espiritualmente.

El primer grupo de oración se inició en Medjugorje el 4 de julio de 1982 con la participación de Ivan y se sigue reuniendo en la Colina de las Apariciones. Más tarde se creó el grupo de oración de Jelena. María lo dirigió a través de locuciones interiores que Ella misma le transmitía. Sin lugar a dudas estos dos grupos han servido y sirven de modelo para muchos peregrinos de todo el mundo cuando regresan a sus hogares.

Hay varios mensajes de la Virgen que nos invitan a crear grupos de oración. En el mensaje del 25 de septiembre del año 2000 dado a la vidente Marija Pavlovic, se ve muy clara esa invitación y además nos explica sus maravillosos frutos:

«¡Queridos hijos! Hoy os invito a abriros a la oración. Que la oración se convierta en gozo para vosotros. Renovad la oración en vuestras familias, formad grupos de oración, y así, experimentaréis el gozo en oración y comunión. Todos los que oráis y sois miembros de grupos de oración, estáis abiertos a la voluntad de Dios en el corazón y testimoniáis gozosamente el amor de Dios. Yo estoy con vosotros y os llevo a todos en mi corazón y os bendigo con mi bendición materna. Gracias por haber respondido a mi llamada».

CÓMO FORMAR UN GRUPO DE ORACIÓN

El Padre Slavko nos dice: “…es muy fácil formar un grupo de oración, la clave es una persona que se decida a orar, y luego busque a otra persona para que se le una. Si después de preguntar a nuestro alrededor nadie quiere añadirse al grupo de oración, entonces debemos acudir a los ancianos o a los enfermos y preguntarles si nos permiten visitarlos quizás una vez por semana para rezar el Rosario con ellos…”.

El Padre Slavko, en su libro Oren con un corazón gozoso, nos recomienda que en los grupos de oración, además de rezar el Rosario y leer las Sagradas Escrituras, se hable abiertamente sobre nuestras experiencias de Dios en la oración. Una vez se ha construido esta confianza, es cuando se puede hablar libremente sobre lo que sucede en nuestros corazones, y entonces se produce ese gozo y comunión. Así los carismas tienen la oportunidad de crecer.

Los grupos de oración son necesarios para aprender a orar, y ayudan a permanecer en el camino correcto. También es importante contar, si es posible, con la presencia de un sacerdote o que al menos acompañe ocasionalmente al grupo para que este no se desvíe en su proceder.

Es recomendable reunirse en el mismo lugar y fijar un día y una hora que convenga a la mayoría. En esos grupos no se deben incluir mensajes o revelaciones privadas o personales de los miembros del grupo ni de otras personas o videntes que no cuenten con la debida aprobación de la Iglesia.

Finalmente, para que el grupo de oración crezca en compromiso y profundidad, es imprescindible la oración personal diaria de cada uno de los miembros y la ayuda de unos por otros.

El mismo Catecismo de la Iglesia Católica en el número 2689 afirma que “los grupos de oración, o escuelas de oración, son hoy uno de los signos y uno de los acicates de la renovación de la oración en la Iglesia”.

Y el Papa Benedicto XVI, en su encuentro con los obispos de Suiza el 9 de noviembre del 2006, comentó:

«Debemos multiplicar esas escuelas de oración, donde se enseñe a orar juntos, donde se pueda aprender la oración personal en todas sus dimensiones: como escucha silenciosa de Dios, como escucha que penetra en su Palabra, que penetra en su silencio, que sondea su acción en la historia y en mi persona; comprender también su lenguaje en mi vida y luego aprender a responder orando con las grandes plegarias de los Salmos del Antiguo y del Nuevo Testamento».


FORMAS DE ORGANIZAR GRUPOS DE ORACIÓN

El Padre Francisco A. Verar, uno de los más expertos sacerdotes en la Espiritualidad de Medjugorje y la Espiritualidad Católica, explica que se pueden formar diversos tipos de grupos de oración y cada uno puede ver de cuál de ellos va a formar parte.

Grupo de Oración en Familia

El primer grupo de oración es el que se crea en la familia. Esto sucede cuando los padres oran con los hijos y los hijos con los padres. La oración por la paz, el amor y la reconciliación dentro de la familia es absolutamente necesaria.Si la familia quiere ser una verdadera familia cristiana, rezará unida el Rosario y también leerá las Sagradas Escrituras. Sin la oración en familia, los hijos nunca podrán crecer en la Fe, y es una gran responsabilidad de los padres encontrar el lugar y el momento correctos para la oración en familia. Todos sabemos cuán difícil puede ser crear este tiempo, y todos conocemos perfectamente las excusas. El trabajo de los padres, la agitación constante, la televisión y todas las demás excusas, no son una razón válida para no dedicar un tiempo a la oración. Existe en verdad una sola razón por la que uno no ora en familia, y es la falta de amor a Dios y la falta de Fe en los corazones.Las familias con hijos pequeños pueden orar inclusive cuando los pequeños aún no son capaces de estar quietos durante un Rosario entero, pero sí pueden hacerlo por breve tiempo. Uno puede esperar que estén quietos un rato, pero luego hay que dejarlos que jueguen, siempre que sean conscientes de que uno está orando o leyendo las Sagradas Escrituras. Esta experiencia es muy importante para los hijos más pequeños y nunca debemos decir que los niños pequeños no entienden, porque ellos entienden muy, pero que muy bien, cuándo sus padres y hermanos mayores están juntos en paz y en oración. Por eso hay que empezar a orar y así el resto de la familia eventualmente se abrirá a la oración. (P. Slavko, Comentario del mensaje del 25 de septiembre del año 2000).

Grupo de Oración de Amigos

El sentido de este grupo, es poder crecer en oración, en amistad y conocimiento de Dios, y así poder ayudarse mutuamente sus integrantes. Esta oración compartida les hará crecer espiritualmente dando la posibilidad de hacer algún servicio a la Iglesia y al prójimo.No hay un número concreto establecido para la formación de este grupo de oración pero lo ideal sería que no sobrepasara las 10 personas. Es importante entender que no se trata de una reunión social.

Grupo de oración en la Parroquia

Este grupo está abierto a todos los fieles, sin límite de participantes. A diferencia de los otros dos grupos de oración, es recomendable que haya Adoración Eucarística.Hay que solicitar el permiso del párroco. Si es en la iglesia, se deberá recordar que es la casa de Dios y el grupo debe actuar reverentemente en todo momento.Cuando se le preguntó a la Virgen si era necesario formar un grupo de oración en la parroquia de Santiago Apóstol de Medjugorje Ella respondió: “Es necesario. Pero no sólo aquí. Las comunidades de oración son necesarias en todas las parroquias” (Mensaje del 11 de abril de 1982).


Fuente: Centro Medjugorje