Alégrate, porque yo soy tu Madre

Alégrate, porque yo soy tu Madre

21 de febrero de 2022 0 Por admin

LAS ÚLTIMAS APARICIONES DIARIAS PARA IVANKA IVANKOVIC DE LA REINA DE LA PAZ.


7 DE MAYO DE 1985

En la tarde del 6 de mayo de 1985, Ivan, Jakov e Ivanka tuvieron la aparición. La aparición de Ivanka duró unos 8 minutos, seis minutos más que los otros. Durante esta aparición, la Virgen María confió a Ivanka el décimo secreto, sobre el futuro del mundo. La Virgen le dijo que al día siguiente la esperaba sola, sin los demás visitantes.

El 7 de mayo de 1985 Ivanka tuvo una aparición en casa. El padre Slavko Barbaric le entregó un pedazo de papel en el que escribió:
“Como todos los días la Virgen venía y me saludaba con “¡Gloria a Jesucristo! «Y yo les respondí diciendo: «»Gloria a Jesús y a María siempre. «Nunca había visto a la Santísima Virgen María tan hermosa como aquella noche… Ella llevaba el vestido más hermoso que he visto en toda mi vida. Este vestido brillante de oro y plata. Su velo y su corona son iguales. Junto con ella habían dos ángeles. Iban vestidos como la Virgen María. Era tan hermosa, como los ángeles, que las palabras no alcanzan para describirla. Solo tienes que vivirlo. La Virgen me preguntó qué quería. Le ruego que me muestre a mi madre en la tierra. La Virgen sonrió y asintió con un gesto de su cabeza. De repente apareció mi mamá, estaba sonriendo… La Virgen me dijo que me levantara y yo dudé. Mi Mamá me abrazó, me besó y dijo: «¡Hija mía, estoy tan orgullosa de ti! Ella me besó y desapareció.»

Entonces la Santísima Virgen María me dijo:
«¡Querida hija, hoy es nuestro último encuentro! «No estés triste, porque vendré a visitarte en cada aniversario excepto en el próximo. Hija mia no creas que te equivocaste y que por esta razón no volveré a visitarte. ¡No hiciste nada! Te acogiste con todo tu corazón y te diste cuenta de los planes que mi Hijo y Yo teníamos. Alégrate, porque yo soy tu Madre que te ama con todo su corazón. Ivanka, gracias por responder a la llamada de mi Hijo y por ser tan persistente como Él esperaba. Hija, dile a tus amigos que mi Hijo y yo siempre estaremos con ellos cuando nos busquen y nos llamen. Lo que te he estado diciendo todos estos años sobre los SECRETOS no se lo digas a nadie, hasta que yo te lo diga. Ivanka, la gracia que tú y tus hermanos habéis recibido, nadie la ha recibido hasta ahora en la tierra! «

Después de estas palabras le pedí a la Virgen si podía besarla. Ella hizo un simple asentimiento con la cabeza y yo la besé. Le di las gracias. Ella me bendijo, sonrió y me dijo: «¡Ve en la paz de Dios!»

Ella se alejó lentamente y con ella los dos ángeles. La Santísima Virgen María estaba tan serena. Estuvo conmigo por una hora.